+34 666 86 86 86De lunes a virnes de 10 a 18 h
+34 93 272 64 90De lunes a virnes de 10 a 18 h
Nosotros le llamamos
Solicitud presentada con éxito.
Sus datos de contacto:
Nombre
e-mail
Teléfono
Motivo de la consulta
Cuando le podemos llamar?
08:00-11:00
10:00-13:00
12:00-15:00
14:00-17:00
16:00-19:00
Enviar

Genios Informáticos

rusos

En España en muchos sectores existe un alto déficit de profesionales, pero en el campo de las tecnologías de la información éste está batiendo todos los récords. Si tiene un ordenador en casa o en su oficina, usted ya es un “genio informático”, o lo es un familiar suyo próximo o su mejor amigo. En las demás situaciones sufrirá bastante en la vida con los ordenadores. Si se trata sólo de comprar cualquier producto de “hard” o “soft” no basta con llegar a la tienda, es necesario saber bien a qué tienda. Por ejemplo, porque en España es posible encontrar a la venta en todas partes ordenadores y accesorios que hace un año que se han dejado de producir. Los venderán en los escaparates como la última aportación al progreso científico-técnico y a un precio de acorde con esta etiqueta. Y es que en España se considera que si la mayoría de la población tiene en casa un ordenador viejo ¿para qué va a necesitar piezas nuevas? He aquí un tipo especial de ironía nacional. Por eso aquí abundan los "genios informáticos”, y tienen trabajo para parar un tren. Cualquiera que sea capaz de conectar un ordenador en menos de media hora y sabe como configurar una impresora nueva tiene derecho a considerarse un “genio informático”. ¡Imagínese cuántos desempleados de habla rusa en España son compatibles con estas características!

Además, aparecen aún más voluntarios para reparar por dinero un ordenador ajeno cuando la mayoría de los españoles están seguros que ellos mismos no podrán hacerlo. Por eso se considera que en la economía familiar española hay que contar con un “genio informático”. En caso de personas con ingresos bajos, el papel del "genio" lo desempeña por un sobrino aún menos acomodado o simplemente un vecino estudiante. En el caso de la gente más acomodada, son ya empresarios privados del estilo del manitas local. Se puede encontrar a estos personajes en cada barrio de la ciudad, y no se dedican más que a las chapuzas informáticas y a especular con los teclados. Las familias ricas disponen de profesionales sólidos con diplomas de Microsoft que con regularidad prestan servicios de mantenimiento para todo el parque de ordenadores de la casa.

Pero en la realidad en el caso de los ricos, todo se reduce a lo mismo que en el caso de los ciudadanos ordinarios. Primero les visita un empresario encorbatado del barrio o un prestigioso especialista que no hace más que discutir el precio y los volúmenes del trabajo. No obstante, será el mismo “genio informático” él que se siente al monitor para arreglar el desperfecto, ya que ellos mismos no van a hacer nada. Llamarán con un silbido al informático de turno, que en un instante se personará en el lugar y pondrá fuera de servicio todos los componentes de valor del ordenador del cliente. Después patalearán juntos alrededor de la caja humeante y arrugarán la frente, tratando de comprender dónde se han escondido los culpables de la avería. Cuando todos estén aburridos, los “profesionales” se irán. Los usuarios descorazonados comenzarán a llamar a diario y exigir que se solucione el problema. Al cabo de dos semanas de disputas telefónicas, al cliente se le propondrá comprar un nuevo ordenador y obtener la oportunidad de hacer un curso de informática a distancia. ¡Un sistema genial de negocio seguro y beneficioso perfeccionado con los años! Esta es la razón por la cual los “genios informáticos” de cara inteligente de los países de Europa del Este siempre serán solicitados en España.

En España, sea quien sea la persona a la cual usted pidió ayuda en los problemas informáticos, usted mismo tendrá que hacerlo todo. O tendrá que llamar a empresas caras donde no trabajan “genios informáticos” pero hay unos especialistas muy aburridos y profesionales. Le visitarán, harán ajustes y lo arreglarán todo, pero eso ocurrirá una sola vez. Porque al ver la factura que tendrá que pagar, usted maldecirá el día en el que se le ocurrió comprar el ordenador. Existe una única salida. Viajar de urgencia a un país extranjero tecnológicamente desarrollado, por ejemplo Rusia o Estados Unidos, para hacer un curso de programador en la facultad de informática.

rusosEn esta agua turbia de analfabetismo informático universal ni un niño perezoso podría rechazar el dinero fácil que le viene directamente a las manos. Los “genios informáticos” de los rincones de la CEI que emigraron a España nadan en la abundancia. Por eso ahora en España vive una multitud de jóvenes de edad de 16 a 40 años que consideran que pertenecen a esta categoría. Su vida cotidiana la conforma un ajetreo absurdo alrededor de unas decenas de conocidos y amigos que les consideran "genios informáticos”. Estos clientes los llaman con cualquier pretexto, les piden que vayan a reparar algo, o que compren auriculares o un ratón inalámbrico, aunque todo esto se venda justo debajo de su casa. Porque en España se considera que esto lo puede hacer bien solamente un "genio informático”. Van pasando los meses y los años sin que los “genios informáticos” dejen de nadar en la abundancia.

Es decir, estos jóvenes se ganan bien la vida. Pero en España les sucede una paradoja asombrosa. Los “genios informáticos” prácticamente nunca tienen dinero. De una manera misteriosa, todos sus esfuerzos apenas compensan una alimentación elemental y la vivienda. ¿Dónde radica el misterio?

Al cabo de muchos años de observar el medio de la inmigración de habla rusa en España llegamos a una conclusión interesante sobre el tema. Resultó que algunos personajes perezosos y mediocres que no desean hacer trabajo físico y no son capaces de asumir su responsabilidad social y estudiar alguna cosa, a veces se inscriben con gusto en la categoría de “genios informáticos”. Comprenden que pueden estafar en el contexto de incapacidad y falta de aspiración clamorosas del ciudadano medio español en lo que se refiere a aprender las nociones básicas de informática.
Dichos estafadores empiezan a hacer correr rumores de que entienden de ordenadores y programas. ¡E inmediatamente todo el mundo comienza a pedirles ayuda! Los “genios informáticos” recién aparecidos llegan, pasan entre dos o tres horas, mirando torpemente con cara seria el monitor, no arreglan nada, cobran 25 o 30 euros al propietario por las horas gastadas y se van.

A la salida, en vez de decir "hasta la vista" informan con de que el problema es bastante serio y de que al día siguiente será necesario probarlo una vez más. El propietario del ordenador solicita sus servicios varias veces y paga por cada intento. Algunos de estos estafadores incluso llegan a colocarse como informático en pequeñas empresas. Аl cabo de unos meses, cuando se ve claro que no suponen ningún provecho para la empresa, los echan. Entonces anotan en su hoja de servicios el nombre de la empresa prestigiosa y buscan la siguiente compañía de este tipo. ¡Se han propagado muchos “genios informáticos” de estos en España!
Luchar contra ellos es simple, pero exigen una decisión personal y dinero. Si en España se le ha roto el ordenador, puede:

  1. Comprar uno nuevo.
  2. Llamar a una empresa en la que trabajen profesionales.
  3. Leer una tonelada de libros sobre ordenadores y arreglar el problema usted mismo.
  4. Dirigirse a terceras personas y recordar que cualquier defecto informático puede ser eliminado solamente si el técnico sabe cómo se llama.

Si las opciones enumeradas no le convienen por alguna razón, ¡los “genios informáticos” ya se dirigen a su casa! Aunque, si le gustan las conversaciones largas sobre temas informáticos y no le sabe mal pagar 20 euros por ellas, ¿por qué no?

 

Centro de servicios

Nuestra empresa ofrece más de 100 tipos de servicios para hispano-hablantes y ruso-hablantes en España. Conozca la lista completa de nuestros servicios.

+34 666 86 86 86 de lunes a viernes de 10 00 a 18 00

Comentarios

Comentario eliminado
Comentario no publicado

{{comment.Author.Name}}

{{comment.PostDate}}

Este campo es obligatorio

Mensaje de error

Error en el texto

Su mensaje será enviado al autor. Gracias por tu participación ...