+34 666 86 86 86De lunes a virnes de 10 a 18 h
+34 93 272 64 90De lunes a virnes de 10 a 18 h
Nosotros le llamamos
Solicitud presentada con éxito.
Sus datos de contacto:
Nombre
e-mail
Teléfono
Motivo de la consulta
Cuando le podemos llamar?
08:00-11:00
10:00-13:00
12:00-15:00
14:00-17:00
16:00-19:00
Enviar

Homenaje al cine ruso

Noticias de Rusia

Homenaje al cine ruso

En Rusia, como en todo el mundo, existe la tradición de dedicar un año entero a un acontecimiento o a un tema concreto. El año 2015 en Rusia fue proclamado el Año de la Literatura, mientras que el 2016 abre sus puertas a la conmemoración cinematográfica.

Hace 120 años, en la ciudad de San Petersburgo, tuvo lugar la primera demostración cinematográfica pública en Rusia, y desde entonces la imagen en movimiento no ha abandonado la vida de los rusos. El fundador del cine ruso, Aleksandr Janzhónkov, empezó la empresa con la producción de obras dramáticas, comedias, películas documentales e incluso dibujos animados. Desde entonces el cinematógrafo evolucionó desde una imagen muda, en blanco y negro, a la de efectos 3D que conocemos hoy en día.

Por muy paradójico que parezca, el mayor avance del cine ruso ocurrió durante la época soviética. Pese al carácter cerrado y a la uniformidad ideológica de la política del país, el cine ruso logró la mayor repercusión exterior en toda su historia, ganando premios en los festivales mundiales. Es entonces cuando en el mapa aparecieron los principales estudios cinematográficos y de animación como Mosfilm y Soyuzmultfilm, que siguen operativos hoy en día. 

A cualquiera que esté familiarizado con la historia del cine le sonarán los nombres de Serguéi Eisenstein, Iván Píriev, Andréi Tarkovski o Serguéi Bondarchuk.

Finalmente, la caída del régimen soviético frenó el desarrollo cinematográfico en Rusia, trayendo a cada casa rusa la industria del cine norteamericano y sus cánones, alargándose esa situación hasta los primeros años del 2000.

Desde principios del siglo los directores rusos intentan tomar las riendas y recuperar las primeras posiciones en la pantalla. Cada año se producen más películas que de vez en cuando traen al país algún que otro premio. ¿Será el año 2016 el retorno definitivo del gran cine ruso?

Las primeras esperanzas ya empiezan a flotar en el aire. A finales de marzo más de 30 compañías cinematográficas rusas presentaron sus proyectos en el mercado internacional Filmart. Esta semana en el MIPTV, en Cannes, más de 20 empresas rusas presentan sus películas, series y dibujos animados. Parece ser que la maquinaria cinematográfica se ha puesto en marcha y no tiene intención de parar. No obstante, tendremos que esperar hasta finales de año para sacar conclusiones.

Entretanto, mientras los directores rusos están ingeniando un plan para reconquistar el mundo cinematográfico, la Universidad de Harvard ha publicado una lista de las películas más importantes de la historia, en la cual nos encontramos con 10 películas soviéticas.

Entre ellas podríamos destacar: El acorazado Potemkin, de Serguéi Eisenstein (1925); Iván el Terrible, de Serguéi Eisenstein (1944); La balada de un soldado, de Grigori Chujrái (1959); Andréi Rubliov, de Andréi Tarkovski (1966); Guerra y paz, de Serguéi Bondarchuk (1967); Ascensión, de Larisa Shepitko (1976).

Sí, probablemente el cine ruso aún no esté en su mejor forma, pero esperemos que los directores de hoy aprendan de sus precursores y el año 2016 sea el primer empuje hacia el auge del cine en Rusia.

MK

Comentarios

Comentario eliminado
Comentario no publicado

{{comment.Author.Name}}

{{comment.PostDate}}

Este campo es obligatorio

Mensaje de error

Error en el texto

Su mensaje será enviado al autor. Gracias por tu participación ...