+34 666 86 86 86De lunes a virnes de 10 a 18 h
+34 93 272 64 90De lunes a virnes de 10 a 18 h
Nosotros le llamamos
Solicitud presentada con éxito.
Sus datos de contacto:
Nombre
e-mail
Teléfono
Motivo de la consulta
Cuando le podemos llamar?
08:00-11:00
10:00-13:00
12:00-15:00
14:00-17:00
16:00-19:00
Enviar

Las pequeñas compañías aéreas rusas siguen los operadores turísticos y pronto muchos de ellos dejarán de existir

Noticias de Rusia

operadores turísticos 

Las mayores aerolíneas rusas pidieron asistencia financiera al estado ruso. Según el diario económico "Kommersant", citando sus fuentes, "Transaero" y "UTair" pidieron el Ministerio de Transporte de Rusia una asistencia financiera después de la desaceleración del crecimiento en el transporte aéreo internacional y la disminución de los flujos turísticos. Casi todos los actores del sector aeronáutico ruso sufren los problemas parecidos conectados con la caída de la demanda de viajes aéreos.

Según las previsiones del departamento de análisis "Región", el crecimiento en pasajeros en las aerolíneas rusas este año no excederá el nueve por ciento y sólo tres por ciento el próximo año. Unos datos que contrastan con los dos últimos años en los que la industria ha demostrado un aumento constante del 15 por ciento. Las razones de esta triste tendencia son claras, el estancamiento económico, la disminución del rublo, o las sanciones de Occidente.

La disminución de la demanda se acompaña con un aumento brusco en los costes de las empresas, principalmente debido al aumento del coste del combustible. Según la Agencia Federal de Transporte Aéreo, sólo en junio-agosto los precios del combustible para aviones han aumentado un 6-7 por ciento. Además, debido a la caída del rublo se han aumentado los costes para el arrendamiento y mantenimiento de aeronaves. Los billetes de vuelos de las compañías nacionales siempre se presentaban cómo más caros comparando con las aerolíneas occidentales, pero ahora los precios de billetes prometen subir aún más. Las compañías aéreas lo justifican con el precio del combustible alto, las elevadas tasas de aeropuerto, la situación de la economía y la inflación. Sin embargo, el aumento de las tarifas afectará las categorías de viajeros más sensibles a los precios de billetes, con lo cual inevitablemente traerá un nuevo descenso en el volumen de tráfico.

Todo esto impone dificultades para atraer financiación bancaria y la reestructuración de los préstamos corrientes. Si el desarrollo de la industria sigue el escenario pesimista, es posible que esta caída del mercado se enfrente a una serie de quiebras. Las primeras señales de alarma ya han sonado: a finales de agosto las compañías "Moscovia" y "Bylina" abandonaron el mercado. La razón fue la "imposibilidad de continuar las operaciones debido a problemas financieros." "En los últimos años la industria ha acumulado las deudas sustanciales con los resultados financieros relativamente débiles, dice Valery Weisberg, director del departamento de análisis de la IK "Región". En el contexto de una crisis de confianza, la devaluación del rublo y el estancamiento de la economía, sin duda es un factor de riesgo significativo.

La crisis de chárter

Las compañías que realizan los servicios de chárter internacionales están en peor situación de todas las compañías. Aparte de los problemas de la industria de aerolíneas, ellos tienen también los problemas en la industria de turismo. A mediados de julio los 14 operadores turísticos anunciaron su insolvencia financiera, muchos de los cuales eran los principales clientes de los chárter. Ahora, las compañías de chárter, socios de operadores turísticos, se quedaron sin un número de pasajeros en muchas direcciones y con las pérdidas de los vuelos no pagados.

"Esta serie de quiebras importantes de los representantes del sector turístico es un claro reflejo de la situación corriente poco profesional y en algunos casos de prácticas fraudulentas. Esta situación se acabó en la burbuja que ahora ya está rota, asegura Constantine Gladchenko, el jefe adjunto del departamento de análisis de «Golden Hills-Kapital AM". Alguien tenía que asumir las consecuencias de la burbuja, y al parecer, serán las compañías aéreas, que ahora tendrán prohibido transportar a los pasajeros en deuda y sin billete de vuelta. También es muy probable que la compra de bloques de asientos en el avión también se detendrá". Según Constantine Gladchenko, esto puede afectar a las pequeñas empresas que construían las relaciones con los operadores turísticos basados en la confianza y que no tienen capacidades de llevar el negocio con la venta parcial de billetes de avión. "Las pequeñas aerolíneas regionales son los actores más vulnerables del mercado, dice Eugene Shuhlin, el director de Desarrollo de Anywayanyday.com. Muchas de estas compañías operaban vuelos chárter para los operadores turísticos, y en temporada alta la cantidad de vuelos chárter era mucho mayor que la cantidad de servicios aéreos regulares. Y debido a la quiebra de los operadores turísticos se reducirá la demanda de chárter".

La demanda de "turputevka", el pack que normalmente incluye el billete de avión y hotel, también ha abajado mucho, en algunos casos entre el 30 y 50 por ciento. Como ha reconocido Irina Tyurina, la secretaria de prensa de la Unión Rusa de Industria de Viajes, después de las primeras cuatro o cinco rondas de quiebras se han paralizado prácticamente todas las ventas. Los transportistas se ven obligados a reducir o anular completamente los programas chárter. "En la prolongada crisis de la industria del turismo se puede esperar la salida del mercado de un número de pequeños transportistas. La alta probabilidad de quiebras está en las empresas que se dedican sólo el servicio de pasajeros chárter para los operadores turísticos", subrayó Stanislav Mudrov, el jefe de proyectos del grupo de consultoría "Centro NEO".

Declive regional

La crisis en sector afectó también las pequeñas compañías que realizan los vuelos entre las principales ciudades de Rusia. Por un lado, según IK "Región", el volumen de tráfico nacional está creciendo más rápido que el internacional con un 12 por ciento de aumento este año y una previsión del cinco por ciento para el año siguiente. Pero varios actores regionales ya han afrentado una caída de la demanda para ciertas direcciones. Según la Agencia Federal de Transporte Aéreo, una aerolínea de Voronezh, Polet, declaró la caída de tráfico de pasajeros de un 49,6 por ciento entre enero y julio en comparación con el mismo período del año pasado. Otras compañías que registraron descensos fueron "Yakutia", 23,6 por ciento, un 15,8% de la aerolínea de Kazan “AK Bars Aero", un 7,5% "Grozni Avia" y un  6,4% la compañía aérea de Krasnoyarsk "Taimyr". Eso obliga a abandonar las zonas de Rusia que no son rentables. En septiembre "Izhavia" dejó de operar los vuelos desde Kurgan a Moscú y San Petersburgo, y el "VIM-Avia" canceló los vuelos desde Magadan y Anadyr a Moscú por la poca ocupación de los aviones.

"Los actores pequeños del sector aeronáutico no tienen suficiente liquidez y no pueden llevar a cabo una política de tarifas flexibles, por ejemplo, con descuentos a los pasajeros, o implementar programas de fidelización a gran escala junto con los grandes bancos y negociar los precios de combustibles con un descuento, explica Oleg Shakhov, el ex director del Departamento de Desarrollo de la Infraestructura y el Ministerio de Inversiones de Transporte (y ahora el alcalde de la ciudad de Khimki). Ellos tienen un número limitado de rutas y su público objetivo no es tan pudiente como en Moscú y la región de Moscú. La disminución del tráfico de pasajeros, aunque sólo sea del 10-15 por ciento en pocos meses, es muy sensible". 

Lo que quedan a los actores pequeños y medianos son los programas federales y regionales para subsidiar el transporte aéreo. "No es ningún secreto que muchas empresas se crearon con el apoyo de las autoridades regionales, y ahora solo las autoridades pueden ayudar a las aerolíneas locales para sobrevivir en estos tiempos turbulentos", dice Sr. Shakhov. En 2015, el presupuesto del Estado destinará subvenciones por valor de 8,7 mil millones de rublos, aproximadamente lo mismo que en el año 2014. Pero la mayor parte del dinero lo recibirán las compañías que vuelan al distrito Federal del Volga, así como en el Lejano Oriente, Kaliningrado, y Crimea, que está bajo de atención especial por las autoridades. Además, es imposible subsidiar la industria siempre y en 2016 se reducirá la ayuda financiera significativamente.

Los expertos recomiendan que los pequeños transportistas busquen las formas de reducir los costes, incluso a través de la optimización de la red de rutas, la venta o la devolución de las aeronaves arrendadas, cambio de aeropuertos con servicios más económicos, etc.

Los participantes del mercado también tienen que estar preparados a ahorrar. Los primeros en ahorrar fueron las empresas que pidieron la ayuda del Estado. "Creemos que en las condiciones actuales es muy importante para los transportistas las medidas de reducción de costes, comunicó "Transaero" a "Lenta.ru". A partir del año 2012 tenemos un programa de reducción de todos los costos y gastos con el resultado de ahorro de 5,9 mil millones de rublos en 2013". Este verano, "UTair" con varias dificultades financieras también lanzó un programa anti-crisis. Durante medio año el beneficio neto de la compañía se redujo 50 veces hasta 5 millones de rublos en comparación con el mismo periodo de 2013. Este verano la compañía anunció que el aparato administrativo se reduce un 30 por ciento y la atención de negocio se centra en transportación del bajo coste.  

Sobrevivirán los más fuertes

Sin embargo, los líderes del mercado se sienten bastante seguros. Aunque en viajes domésticos existe la tendencia de la disminución del crecimiento, el crecimiento del sector todavía sigue siendo bastante alto. Por eso la crisis de la industria no ha afectado a la empresa todavía", dice una fuente en la "Aeroflot" a "Lenta.ru". Grandes compañías pueden subsidiar algunas rutas a expensas de otras, pueden aumentar el tráfico de pasajeros en una dirección al coste de otro, dice Shakhov. En otras palabras, las compañías nacionales pueden permitirse el lujo de una menor rentabilidad con el fin de mantenerse en el negocio, incluso en un entorno de crecimiento económico más lento".

Las autoridades también dijeron que estaban listas para apoyar a los actores globales. En respuesta a las aerolíneas rusas que pidieron al gobierno las garantías de los préstamos bancarios y las tasas de interés subsidiadas, el ministro de Transporte, Maxim Sokolov, en una entrevista con la agencia de noticias Itar-Tass, dijo que estas medidas de apoyo aún no están en el proyecto de presupuesto para 2015 y el primer plan 2016-2017. Pero esta posibilidad se está discutiendo y si el Ministerio lo aprueba, solo las aerolíneas más grandes de Rusia recibirían el apoyo del gobierno. Así, es muy probable que las peticiones de "Transaero" y "UTair" no quedarían sin respuesta.

Este apoyo estatal está dentro de la estrategia del Estado. Al final del año pasado el primer ministro Dmitry Medvedev propuso una vez más considerar las perspectivas de la integración de las compañías aéreas rusas. Sin embargo, según los expertos, hoy el fortalecimiento de la posición de los transportistas nacionales no es posible con la absorción de los pequeños actores, sino con la ocupación de los nichos de mercado liberados.

Comentarios

Comentario eliminado
Comentario no publicado

{{comment.Author.Name}}

{{comment.PostDate}}

Este campo es obligatorio

Mensaje de error

Error en el texto

Su mensaje será enviado al autor. Gracias por tu participación ...